Satanás y el Génesis – Las mentiras de la biblia

Posted on

GÉNESIS

SATÁN Y LA RELIGIÓN SUMERIA, UN VIL PLAGIO DE LA IGLESIA PARA CREAR EL GÉNESIS.

DICE SATÁN…. Tú que crees por creer, que supones la nada como un todo sin saber, tú que imaginas lo que no existe por ocultar la realidad, te Reto hago un llamado a tu intelecto para que mires sin ver y descubras lo oculto del saber, si crees que eres libre y algo nuevo puedes conocer.

Te engañaron, mira lo dice la quinta puerta del infierno de un dios de mentiras.

Lo que sigue, es la creación del universo, el Genesis, no solo en la biblia existe este tema, sino en otros libros ignorados, con una mente abierta se descubre el engaño y la mentira.

Dice Satán; la medida de tu ignorancia será la medida de tu sumisión, en la medida de tu conocimiento será tu liberación.

Todos los Derechos Reservados Wicca E.U

VIAJE AL APOCALIPSIS 

Copyright © 2005

ISBN: 978-958-97742-5-0  NINGUNA parte de esta publicación, incluido el diseños, puede ser reproducida, almacenada o transmitida de manera alguna, por ningún medio, ya sea eléctrico, químico, mecánico, óptico, de grabación, fotocopia, ni espacio de televisión, prensa, radio, internet sin previa autorización del editor.

GÉNESIS Y CREACIÓN

Historia de la religión Sumeria

2.jpgLa creación del Universo. Nammu creó el cielo y la tierra (que se la dió a Ki y a An), Su hijo Enlil, creó la atmósfera, el viento, la tormenta y separó el día de la noche. Enlil con Ki crearon los animales, y las plantas. Los hombres fueron creados por Enki y Ki para servir los dioses.

  • La mujer (Eva). Ki creó con la costilla de Enki una diosa, Nin-ti, que significa mujer de la costilla.
  • El paraíso. Enki creó un lugar donde el hombre podía vivir sin miedo a los animales (serpientes, hienas, escorpiones o leones) un lugar sin terror, pero Enki descubrió un comportamiento inadecuado en los humanos y los expulsó.
  • Caín y Abel. Dos dioses, Emesh (el verano) y Enter (el invierno), que inicialmente fueron encargados por Enlil para que uno se encargará de las cosechas y la agricultura y otro de los animales y el ganado, pero que tuvieron una gran disputa.
    Un problema parecido hubo entre Ashnan (diosa del grano) y Lahar (diosa del ganado). Después de una borrachera estuvieron peleando y Enlili y Enki tuvieron que mediar.
  • El Diluvio. (Noé) Durante 7 días y 7 noches llovió sin parar, pero Ziusudra, avisado por el dios Utu, creó un barco, donde guardó ejemplares de semillas y animales. Cuando dejó de llover, y apareció el sol, Ziusudra hizo el sacrificio de una oveja al dios Utu.

Esto es algo aparentemente conocido, pero que fue creado mucho antes, aquí ya hay algo que no está bien.

Al correr el velo y mirar sin la presión sicológica, sin los guías que muestren lo que uno debe ver, sino muy al contrario ser uno quien se aventure a recorrer los caminos libremente, se encuentran sorpresas a veces nada agradables y se entra en contradicción con lo que anteriormente se nos ha impuesto.

En este aparte quizá mis palabras puedan despertar dudas, ira, agresividad, pero recuerde, es mi pensamiento y no estoy ni condenando ni juzgando y mucho menos imponiendo mi verdad. Tan sólo muestro el panorama de lo que veo y es su libertad verlo o no, así como sacar sus propias conclusiones.

Y un favor, antes de lanzar cuestionamientos deténgase y analice cada aparte, haga el viaje usted solo, mire, revise, apóyese en otros textos y después medite, así logrará tener bases sólidas para tomar una decisión, de lo contrario estaríamos entrando en la misma cadena, dejándonos arrastrar por un comentario, sin detenernos a reflexionar.  Una vez más ¡a mí no me crea nada!

Recuerde, su verdad es la verdad, y nadie, absolutamente nadie es poseedor de la verdad absoluta y que uno crea una cosa y otro otra, no es razón para «obligar» a creer una de las dos como única, ya que juntas son verdades, y si imponemos nuestros pensamientos como la única verdad o a la inversa, si aceptamos una verdad como única hemos dejado de ser nosotros mismos, al anular nuestra capacidad de análisis, de reflexión, de razonamiento, etc.

No existe más verdad que la que uno en su libertad crea, y en esto hay que tener mucho cuidado, se deben ver los polos opuestos de una misma situación para así poder sacar conclusiones.

Después de esta aclaración, la cual considero necesaria reiterar, entramos a otro tema, le recuerdo que es libre de continuar o de abandonar el viaje. Es aquí donde veremos la otra cara de la moneda, y de igual forma acomodada y tergiversada.

Dice el (Génesis 1:26):

«Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza».

Hablamos de un dios único ¿verdad? Pregunto: ¿A quién le hablaba? ¿A quién le decía que «hicieran», en plural, «hagamos a nuestra»?… Tendremos que concluir que él le hablaba a otro ser el cual debía tener la misma jerarquía de dios, por eso dice a nuestra… entonces ya no es un sólo dios sino dos, o tres, o quién sabe cuántos.

(Génesis 2:21 y 22)

         «Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre».

Aquí ya se nota el concepto machista que permanecerá a través de toda la biblia y del tiempo. A mí me parece que este aparte se relaciona más con una matriz artificial, que con la cirugía genética de la cual «nació» Eva.

Panspermia: (La vida de la tierra es de origen extraterrestre) De acuerdo con un análisis exhaustivo de estos escritos se puede concluir que el «Paraíso Edénico» se asimilaría como una región reservada en la que se efectuaron las primeras experiencias con seres humanos (podríamos pensar en un laboratorio donde la ingeniería genética estuviera mejorando la raza existente), hasta que el proceso quedó fuera de control con una intervención externa.

Analizando etimológicamente la palabra «paraíso», según indican algunos especialistas se habría utilizado por primera vez para designar el reino perdido del extremo oriente, el Agartha, cuyo nombre en sánscrito era «Paradesha«, la comarca suprema donde se habían preservado conocimientos de enorme antigüedad, provenientes de otras humanidades desaparecidas.”

Volviendo a la biblia (otro interrogante para pensar), «Dios» dice:

(Génesis 3:22)

         «He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre».

Y una vez más se hace referencia a varios seres: Cómo «uno de nosotros»...  ¿Quiénes?… No puedo dejar pasar por alto estas aclaraciones las cuales implícitamente, nos sugieren la presencia de otros seres.

A manera sólo de comentario; el dios del Génesis tenía una serie de confusiones frente a sus aclaraciones, primero amenaza a Adán de muerte.  

(Génesis 2:17)

«más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás».

Pero… posteriormente afirma todo lo contrario, quisiera saber con quién hablaba, cuál es su o sus acompañantes, ya que al parecer le causa cierta inquietud el acto de Adán y dice:

(Génesis 3:22)

«Ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre».

Primero una amenaza contra su propia creación (recién hecha, el primer hombre) y de una vez una serie de advertencias de muerte, esto ya de por sí es totalmente contrario al concepto de la creación.

Viene el interrogante, ¿cuál es lo real? Si como se muere, si come vive para siempre, ni el mismo dios tiene idea.

Al parecer, los «celos» de dios eran porque él no quería que su creación tuviera la oportunidad de conocer la diferencia entre el bien y el mal, así como la sabiduría; entonces: ¿Para qué crearlo?

Sería que sólo pretendía tener seres decorativos que no pensarán ni pudieran tomar sus propias decisiones. Habría que mirar en dónde se equivocó ya que la serpiente (siendo su propia creación), resultó más astuta inclusive que él mismo, conociendo los mismos secretos, y le hizo una pequeña traición al supuesto creador, cuando le dice a Eva:

(Génesis 3:1 al 5)

«Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: ¿No comáis de todo árbol del huerto? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.

         Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal».

Satán: Es a mí al que juzgan, me culpan por tentar a ser libres y dignos, ¿en lugar de humillados y corruptos en el pecado original?

¿Es a mí, a quien condenan de perversión y tentación a través de la serpiente que en definitiva revela la verdad?

Humidad sometida, la verdad oculta se abre en el camino de la razón, la tentación de Eva no es otra cosa que la motivación hacia la libertad del espíritu, me culpan, pero ni siquiera me nombran.

Es tan grande el temor que me profesan que sugieren que otros actúan en mi nombre, pero, todos los libres son Satán.

Ahora bien, si dios sabía el riesgo debió haberlo evitado, pero debemos detenernos a pensar qué es la serpiente o qué representa este animal y no dejarnos llevar por la imagen del pobre reptil al cual le atribuyen semejante osadía.

Todas las culturas tienen su base filosófica en los reptiles y ofidios, aparece por doquier, no precisamente representado el mal, sino al contrario, la sabiduría, el conocimiento, la adaptación, la misma creación o el inicio de las cadenas de ADN, son una serpiente.

Genesis 3

y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dió también a su marido, el cual comió, así como ella.

y fueron abiertos los ojos de entrambos, y conocieron que estaban desnudos: entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.

y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto al aire del día: y escondióse el hombre y su mujer de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.

y llamó Jehová Dios al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?

10 y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y escondíme.

11 y díjole: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?

12 y el hombre respondió: La mujer que me disté por compañera me dió del árbol, y yo comí.

13 entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.

14 y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida:

15 y enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

16 a la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor parirás los hijos; y a tu marido será tu deseo, y él se enseñoreará de ti.

17 y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo, No comerás de él; maldita será la tierra por amor de ti; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida;

18 espinos y cardos te producirá, y comerás hierba del campo;

19 en el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra; porque de ella fuiste tomado: pues polvo eres, y al polvo serás tornado.

20 y llamó el hombre el nombre de su mujer, Eva; por cuanto ella era madre de todos lo vivientes.

21 y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y vistiólos.

22 y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de Nosotros sabiendo el bien y el mal: ahora, pues, porque no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre:

23 y sacólo Jehová del huerto de Edén, para que labrase la tierra de que fué tomado.

24 echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía a todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.

Satán:  Cuando el oído es sordo, por más palabras ninguna es oída, cuando se es ciego no hay luz, la peor sordera y ceguera es la del intelecto, dios miserable que maldice a su creación, juzga y condena, somete y castiga.

Mujeres, es aquí donde la miseria y pobreza de dios, las a sometido a la desgracia de sus vidas, es esto en el inicio de denigración de la mujer, es la hora de empoderamiento, negar a dios es ser libre de la esclavitud de una maldita proclama de mutilación de vida.

16 a la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera tus dolores y tus preñeces; con dolor parirás los hijos; y a tu marido será tu deseo, y él se enseñoreará de ti.

Ningún hombre ni dios tendrá poder sobre las mujeres, solo si ellas le dan poder. En mi infierno, se vive en equidad. Es la hora de desafiar al hombre y a dios quitándoles el poder.

Para concluir este aparte, una invitación a conocer la historia del jardín de las Hespérides en el libro ¿???

ADÁN EVA MENTIRAS DE LA BIBLIA LA CREACIÓN GÉNESIS

… Al pensar en el destierro de Adán y Eva del Edén, a mí se me ocurre que esto corresponde a otra clase de comentario, quizá se da más relación con el nacimiento de algún experimento científico. Algo parecido a lo que vimos unos párrafos antes.

Ahora, no es que acomodemos la situación y el pobre Adán «murió» a la inocencia o al refugio del Edén; porque si a esto le sumamos el concepto machista, que primero fue el hombre y después la mujer y fuera de esto el concepto de manipulación y sometimiento que alejan de la verdad, de esta forma podemos comprender el porqué de la ignorancia de la humanidad a lo largo de su existencia.

Hagamos un alto para pensar un poco en estas primeras imágenes que nos muestran que ese dios «no era tan único» y no estaba solo y fuera de eso, enfermo mental, soberbio, agresivo, “machista” celoso, alimento el ego de los hombres sobre las mujeres y sometió a las mujeres a la miseria de los hombres. Que mal…

¿Un café para asimilar?

En este «descanso» del «Viaje al Apocalipsis», los invito a un pequeño análisis.

Las dudas me hacen pensar que quizás el famoso politeísmo (la existencia de muchos dioses creadores), se transforma en un monoteísmo, eliminado la competencia de una variedad de dioses de todo tipo.

Esto, obviamente desencadenaría celos entre los dioses y sus creaciones, y aún más, en los seguidores de diferentes doctrinas, las cuales correrían peligro de acabarse ante la presencia de otros dioses, y otros conceptos, el negocio de dios se complicaría en la guerra de creencias fue sencillo destruir los demás dioses con uno sangriento y asesino.

Las diosas, también murieron…

Si en el comienzo del Génesis existen estas inconsistencias: ¿Sobre qué bases de credibilidad se sostiene la idea de un dios único?

Continuemos y veamos algo más de este panorama: Al tratar de despejar las incógnitas se encuentra uno con respuestas para otras preguntas y no precisamente con las que se desea.

Satán y el dios carnívoro

Satán: Cuando se ignora el gusto del anfitrión, la ofrenda que se entrega puede generar desilusión y desdicha, cuando quien la recibe tiene un ego de desprecio y destrucción o de subterráneos intereses.

El dios carnívoro

(Génesis 4:3 al 5)

«Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante».

Y en la religión sumeria…

Caín y Abel. Dos dioses, Emesh (el verano) y Enter (el invierno), que inicialmente fueron encargados por Enlil para que uno se encargará de las cosechas y la agricultura y otro de los animales y el ganado, pero que tuvieron una gran disputa.
Un problema parecido hubo entre Ashnan (diosa del grano) y Lahar (diosa del ganado). Después de una borrachera estuvieron peleando y Enlili y Enki tuvieron que mediar

El resto de la historia lo dejo para que usted lo analice, de allí puede sacar sus propias conclusiones.

Después del primer fratricidio permitido (se supone que Dios debía saber lo que iría a ocurrir), saltan respuestas y verdades escondidas muy bien camufladas, pero que cuando aparecen arrasan con todo. Después del desprecio de dios a Caín sin explicación aparente, sería previsible saber la reacción de Caín y en qué iría a parar.

Una pregunta: ¿Si dios es amor, por qué tendría esa clase de sentimientos y diferencias? y por qué no lo evitó; tan sólo necesitaba recibir con gratitud las dos ofrendas.

Tenga muy presente estos datos, ya que más adelante entenderemos por qué se desprecia la ofrenda de Caín.

Ocurre que Caín llevó una ofrenda de tierra (vegetales ni idea tenía que dios es carnívoro) y Abel llevó una oveja bien gorda como lo vimos anteriormente: «Al parecer y lo ratificaremos más adelante, dios no aceptaba los vegetales como ofrenda».

Fatal desenlace

Mas no miró propicio a Caín y a la ofrenda suya. Y ensañóse Caín en gran manera, y decayó su semblante.

entonces Jehová dijo á Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué se ha inmutado tu rostro?

si bien hicieres, ¿no serás ensalzado? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta: con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.

y habló Caín a su hermano Abel: y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y le mató.

y Jehová dijo á Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé; ¿soy yo guarda de mi hermano?

10 y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.

11 ahora pues, maldito seas tú de la tierra que abrió su boca para recibir la sangre de tu hermano de tu mano:

12 cuando labrares la tierra, no te volverá a dar su fuerza: errante y extranjero serás en la tierra.

13 y dijo Caín á Jehová: Grande es mi iniquidad para ser perdonada.

14 he aquí me echas hoy de la faz de la tierra, y de tu presencia me esconderé; y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará.

15 y respondióle Jehová: Cierto que cualquiera que matare á Caín, siete veces será castigado. Entonces Jehová puso señal en Caín, para que no lo hiriese cualquiera que le hallara.

16 y salió Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén.

Todo esto con beneplácito de dios, tan fácil recibir las dos ofrendas, pero… ese es el inicio del lavado cerebral, o das lo que debes dar o eres despreciado. Mas adelante se comprenderá.

Caín mata a Abel, es maldecido y expulsado, Adán y Eva quedan solos en el Edén, y creación hasta ahora comienza con la muerte.

Satán, dios no existe, el poder de los hombres que han creado a dios es pobre, ruin y miserable, fabricaron un dios de terror, la razón es simple, si recién se había creado el universo, no cualquier cosa, el universo, ¿No tendría el poder para resucitar a Abel? Los que crearon la biblia no sabían de ese poder el mismo usado para crear el mundo, después caen en cuenta, tarde, y resucitan a Lázaro.

Sucede que Caín viajó a otra ciudad donde existían más personas, creadas por otro dios («si éste no las creó, pues tuvo que ser otro»), y allí existía otra y otras mujeres, al parecer era una ciudad menos machista. Y Caín conoció a la que sería su mujer.

Satán: El poder que tiene el engaño, es hacerlo pasar como verdad, la mente se deja manipular para quien no sabe ver, en donde el engaño está, no es malo hacerlo es una estrategia de libertad, ¿pero que dios necesite engañar?, también tiene a quien culpar a mí.

(Génesis 4:16 y 17)

«Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén. Y conoció Caín a su mujer, la cual concibió y dio a luz a Enoc; y edificó una ciudad, y llamó el nombre de la ciudad del nombre de su hijo, Enoc».

¿De dónde sale la Tierra de Nod?, ¿Quién la hizo?, ¿Cómo conocía Caín la existencia de esa tierra, si según el mismo Génesis no existía nada más?, ¿Por qué se contradice? ¿Quiénes son los padres de la mujer de Caín? ¿Dónde está la mamá de Satanás?

Aquí quedan muchas dudas que difícilmente se pueden aclarar de una forma convincente sin entrar a las suposiciones.

Satán dice: Se dice y se proclama que la biblia libro burdo de engaños debe ser interpretada con sabiduría, o quizá con estupidez de interpretar lo que a otros les conviene. ¿Cómo se interpreta interpretar?

Hagamos un alto para tomar un respiro; lo que vamos a ver necesita de mucho cuidado en su observación, es igual a la enredadera que cubre las bases de un castillo; y vamos a separar las ramas y las telarañas para mirar lo que se oculta debajo. Es de admirar el siguiente enredo acomodado, prepárese para lo que viene, y evite perder cualquier detalle, así no se confundirá.

Permítame ser su guía.

En esta enredadera, ha sido escondida una verdad y acomodada de acuerdo con el interés de quien la creó, para confundir y distraer la atención. Lo que ocurre con quién miente es que cae víctima de pequeños detalles que pasa por alto, y que a la postre; servirán para desenmascarar y descubrir el engaño.
Veamos lo siguiente:

Caín se casó, el nombre de la mujer no se conoce (primera acomodación), de allí nació «Enoc«. Aquí por favor mantenga este nombre presente, será de mucha importancia en toda la historia.

Veamos la lista de los hijos de Enoc, descendientes de Caín:

Irad engendró a Mehuajel, Mehuajel engendró a Metusael, Metusael engendró a Lamec, Lamec tomó para sí a dos mujeres Ada y Zila (lo dicho, esta sí era una ciudad feminista).        Ada engendró a Jabal y Jubal, Zila engendró a Tubal-Caín y a Naama. Hasta aquí la descendencia de Caín. (¿De dónde saldrían tantas mujeres?)

Parece que Lamec conoció otra cara de la historia según lo que aclara a sus dos esposas en defensa de Caín y de él mismo y prepara la venganza: Si Jehová condenó a Caín y aseguró castigar a quien lo matara, Lamec se vengaría setenta veces. (amenaza a dios de frente) Veamos las dos situaciones; dijo Jehová:

Lamec vs dios

(Génesis 4:15)

«Y le respondió Jehová: Ciertamente cualquiera que matare a Caín, siete veces será castigado. Entonces Jehová puso señal en Caín, para que no lo matase cualquiera que le hallara».

Y dijo Lamec:

(Génesis 4:23 y 24)

         «Y dijo Lamec a sus mujeres: Ada y Zila, oíd mi voz; Mujeres de Lamec, escuchad mi dicho: Que un varón mataré por mi herida, Y un joven por mi golpe. Si siete veces será vengado Caín, Lamec en verdad setenta veces siete lo será».

A manera de comentario, en el otro lavado de cerebro, bueno en el nuevo testamento “venden” otra idea de perdón, para cuando se descubran, los robos, violaciones, pedofilia, asesinatos y demás.

(Mateo 18:21 y 22)

         «Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete».

(Un paso adelante antes que el pueblo descubra el engaño a ver si los perdonan)

… De la descendencia de Caín no se tiene más conocimiento, y esto como lo iremos viendo, será la «piedra en el zapato» en este viaje al Apocalipsis. De aquí saltemos al otro lado de la enredadera y tengamos presente la raíz de todo este trabalenguas. Veamos la descendencia de Adán:

Incesto con la aprobación de dios

Adán engendró a Set, no me pregunten con quién se casó Set, al parecer debió ser con la propia Eva ya que no aparecen más mujeres, según el Génesis (Adán vivió después de engendrar a Set 930 años, «pobre Adán»). Es una forma muy ingenua de tapar lo ocurrido, ¿no lo creen?

Set engendró a Enós… Enós engendró a Cainán… Cainán engendró a Mahalaleel… Mahalaleel engendró a Jared… Jared engendró a Enoc, tenga presente este nombre (recuerde que el primer descendiente de Caín también se llamó Enoc), en este punto ni idea con quién se casó Enós, ya que sólo existía Eva. ¿Usted con quién cree?

Pobre Eva, ¿Incesto múltiple? Todos engendraron así que no son hijos de Adán.

Aquí viene una hebra de la enredadera ya que no sabemos de dónde nace (al parecer es de mentiras) o de qué mujer Jared engendró a Enoc. No se tiene ni la más remota idea qué pasó con el otro Enoc descendiente de Caín. Aquí hay algo que huele muy mal. Toda esta trama al parecer ha sido muy bien acomodada.

Présteme atención, hagamos un juego para distraernos un poco del viaje y hacer algo recreativo, qué tal es usted para las sumas de memoria y qué capacidad de retentiva en los colores tiene.

Hagamos una pausa para reposar la mente… y el espíritu.

Que tan bueno es para retener colores, sumas y restas vamos a probar.

Usted maneja un bus. En la primera parada se suben dos mujeres, una de ellas lleva una minifalda roja, la otra verde. Más adelante se suben cuatro señores y cinco mujeres en Jean, posteriormente se suben otros dos señores y se baja la de minifalda roja.

Más adelante suben tres mujeres y se baja la de minifalda negra, un señor se cae encima de la que tiene la falda verde. Se acerca el final de la ruta, ¿Cómo se llama el chofer del bus…?

Ve, su atención ha ido a sumar mujeres y hombres, a pensar en el supuesto error de la minifalda negra. Todo eso es un sofisma de distracción llevado a cabo para alejarlo y confundirlo de la verdad inicial que se desea ocultar.

¡Usted es quien maneja el bus!

Sigamos con la enredadera.

Enoc (aquí no sabemos cuál, si el hijo de Caín o el hijo de Adán), engendró a Matusalén («y nuevamente el chofer del bus… ¡qué vaina!). Matusalén engendró a Lamec.

Y aquí se arregla la madeja, acomodándose al antojo creando una confusión total.

Como nos podemos dar cuenta, han aparecido dos Enoc y dos Lamec, unos descendientes de Caín y otros descendientes de Adán. (Seria que no había más nombres)

Pregunto: ¿Qué pasó con el otro Lamec, el descendiente de Caín?… Aquí se unen a los dos Lamec y se acomoda la historia… Y Lamec engendró a Noé.

         ¡Le apuesto mil a uno a que usted no acierta en este juego cuál Enoc y cuál Lamec es el verdadero!

De aquí en adelante queda la duda de quién es quién; se podría pensar que esto está realizado como respuesta a algunas preguntas y cuando conviene se relaciona con los hijos de Caín o si no, con los de Adán.

(¿Recuerda la narración del bus? Verdad que no tiene la más remota idea en dónde apareció la mujer de minifalda negra).

Todos los descendientes de Adán tuvieron supuestamente más hijos e hijas, pero de muchísima menor importancia ya que no se les nombra, al menos se debería hacer honor a las célebres madres y esposas; pero no, no se nombra una sola mujer por ninguna parte ¿extraño no? Los descendientes de Caín fueron más amplios al relacionarlas. «Honor a ellas».

Ha sido relativamente fácil crear ciertos juegos mentales a nivel distractivo, como por ejemplo la edad tan específica y tan precisa, sólo faltó la lápida con el día, mes y hora de nacimiento y muerte.

Esto no es arbitrario, es la forma como se aleja al lector arrastrándolo en una maraña consecutiva de repeticiones y si a esto le sumamos la letra pequeña en que se encuentra la biblia, difícilmente se pondrán a analizar, y si le adicionamos el castigo a quien lo intente interpretar, pues quedó muy bien escondido. Ejemplo:

Lamec vivió 777 años y después de engendrar a Noé vivió 595 años (¿qué tomarían para tener tanta vitalidad y vigor?). Evito las repeticiones para no incurrir en lo mismo. Es fácil ver los puntos donde se enreda la madeja: Para qué nos importaría a nosotros si estos personajes vivieron 10 o 1000 años, son sólo sofismas de distracción. Pero esto sólo aparece en la descendencia de Adán, en Caín se ignora totalmente; es una forma de obligar a leer lo que el escritor quiere que uno lea, enredándolo todo.

(Génesis 5:6, al 29)

         «Vivió Set ciento cinco años, y engendró a Enós. Vivió Enós noventa años, y engendró a Cainán. Vivió Cainán setenta años, y engendró a Mahalaleel. Vivió Mahalaleel sesenta y cinco años, y engendró a Jared. Vivió Jared ciento sesenta y dos años, y engendró a Enoc. Vivió Enoc sesenta y cinco años, y engendró a Matusalén.

         Y caminó Enoc con Dios, después que engendró a Matusalén. Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios. Vivió Matusalén ciento ochenta y siete años, y engendró a Lamec. Vivió Lamec ciento ochenta y dos años, y engendró un hijo; y llamó su nombre Noé».

Pero… puede que las edades sean algún tipo de código secreto, como la combinación de la caja fuerte del vaticano o algo mas complejo.

Aquí en esta parte del viaje alguien miente. Si analizamos, en la descendencia de Caín no se nombra ni un sólo año y en la de Adán se escriben de tal manera que si no se tiene cuidado se pasan por alto los detalles importantes.

¿Cuántos años vivió Caín? Queda la sensación extraña, ¿quiénes fueron en realidad Enoc y Lamec? ¿Cuál de los dos es el real? o, ¿será que los dos son lo mismo? o, ¿nunca existieron y tan sólo fue un juego mental? (Otra vez: ¿quién manejaba el bus?).

Al retirar la enredadera encontramos que el castillo está construido sobre bases muy frágiles y será un riesgo continuar habitando en él, si estas son las bases, toda la estructura por simple lógica ya está creada sobre la duda. Y por favor no le demos interpretaciones para explicar las cosas, y menos con otros sofismas distractivos, «creando misterios y designios desconocidos que los pobres humanos no tenemos derecho a comprender».

En este punto del viaje vemos dos cosas importantes:

La primera:

Que la historia está acomodada, y esto es serio, demuestra que la verdad no es lo que se pregona y todo de ahí en adelante está igual de adulterado. ¿Con qué argumentos se puede creer? A no ser que alguien tenga otra versión y pueda explicar: ¿Qué pasó con los descendientes de Caín?, ¿De dónde salió la mujer de él?, ¿Quién la hizo? y quién… ¡bueno!

La segunda:

Aquí aparece la primera narración de un posible rapto ovni, recordemos que el libro dejado por Enoc fue considerado Apócrifo (son aquellos libros sagrados cuya inspiración divina no consta o no es segura, personalmente creo que no existe un sólo libro escrito por inspiración divina) y no merecía aparecer, o será que… allí se encuentra una verdad comprometedora.

Una de las salidas diplomáticas para dejar la madeja bien arreglada, y después de unir las dos generaciones la de Adán y la de Caín en una sola, se aprovecha el enredo de una forma muy sutil: Lamec se convierte en el padre de Noé y muere. Enoc es llevado a los cielos y fin. (Qué pasó con el otro Enoc y el otro Lamec, no vayan a decir que ellos carecen de importancia por ser descendientes de Caín o descendiente de Adán).

Así queda todo arreglado excepto porque Enoc (hizo lo imprevisto) volvió de una entrevista con otro dios que tiene unos conceptos más espirituales, y con más sabiduría. Enoc conoció en aquella época que la tierra era redonda, que giraba en torno al sol, conoció los ciclos lunares, conoció las posiciones de las galaxias, etc. Además, dejó testimonio de otra versión del Génesis más acorde con una creación artificial, al mejorar el planeta Tierra por tecnologías y seres más evolucionados.

Fuera de esto Enoc fue conocido en otras culturas. En Egipto fue conocido como Thot el escriba de los dioses, en Grecia lo conocieron como Hermes Trismegistus el tres veces grande y en Fenicia lo llamaron Cadmus el cinco veces grande, allí enseñó cómo se usa el poder de la mente, este tratado es más conocido como Filosofía Hermética en la cual se encierran verdades que por mucho tiempo se han considerado como ciencias ocultas, siendo condenadas y prohibidas por la religión.

A manera de información y para tener tan sólo una visión pequeña del conocimiento de Enoc o Hermes, transcribo la Tabla Esmeraldina, allí están escondidas verdades que sólo los iniciados pueden descubrir lo mismo que el Arquetipo Maestro, los dos sí se comprenden, se saben utilizar, y si se saben fusionar darán gran sabiduría a quien descifre el lenguaje de la creación.

Satán; porque no puedes aceptar que tienes el poder de crear todo cuanto desees, el único limite esta en tu mente, si conoces los senderos del poder de la creación, construirás tu mundo y tus universos, conoce y recordarás cuanto sabes.

LA TABLA ESMERALDINA DE HERMES

         Verdad, sin falsedad, cierto y muy verdadero, lo que está arriba es como lo que está abajo y lo que está abajo es como lo que está arriba, para la realización de los milagros de la Cosa Una. Y como todas las cosas proceden de Una, por la mediación de Una, así todas las cosas tienen su origen en esta Cosa Una por adaptación. El sol es su padre, la Luna su madre, el Viento le lleva en su vientre, su nodriza es la Tierra. Este es el padre de toda perfección, o consumación de todo el mundo. Su poder es integrante, si es convertido en tierra.

         Tú separarás la tierra del fuego, lo sutil de lo denso, suavemente y con gran ingeniosidad. Ello asciende de la tierra al cielo y desciende nuevamente a la tierra y recibe el poder de los superiores y de los inferiores. Así tendrás la gloria del mundo entero; por esto toda obscuridad huirá de ti. Esta es la fuerza fuerte de todas las fuerzas, venciendo todo lo sutil y penetrando toda cosa sólida.  Así fue creado el mundo. De aquí fueron todas las maravillosas adaptaciones, de las cuales esta es la manera. Por esto soy llamado Hermes Trismegistus, teniendo las tres partes de la filosofía del mundo entero. Lo que tengo para decir es completo, concerniente a la operación del Sol.

EL ARQUETIPO MAESTRO – ESTA ES LA VERDAD SOBRE EL YO

  1. Todo el poder que fue, es o será, está aquí ahora.
  1. Soy un centro de expresión para la Primera Voluntad hacia el Bien que eternamente crea y sostiene el universo.
  1. A través de mí su infalible Sabiduría toma forma en pensamiento y palabra.
  1. Lleno de entendimiento de su perfecta ley, soy guiado, momento a momento, por el sendero de la liberación.
  1. De las inagotables riquezas de su ilimitada Substancia, extraigo todas las cosas necesarias, espirituales y materiales.
  1. Reconozco la manifestación de la indesviable Justicia en todas las circunstancias de mi vida.
  1. En todas las cosas, grandes y pequeñas, veo la Belleza de la expresión divina.
  1. Viviendo de esa Voluntad, sostenido por su infalible Sabiduría y Entendimiento, mía es la Vida Victoriosa.
  1. Espero confiado la perfecta realización del Eterno Esplendor de la Luz ilimitada.
  1. En pensamiento, palabra y obra, confío mi vida, de día en día, al firme Fundamento del Ser Eterno.
  1. El Reino del Espíritu está incorporado en mi carne.

 

Los conocimientos de Enoc formarán una parte importante en la historia de la humanidad, cuando se mezclan con el conocimiento de los faraones, así como con la sabiduría de Salomón. Más adelante veremos…

Para concluir este aparte de nuestro «Viaje al Apocalipsis», nos quedamos con muchas dudas en torno a una supuesta y única creación; en fin, había más seres, sólo que se acomodó la historia y si ésta se encuentra basada en mitos o en leyendas no podría ser historia.

Se acomodaron nombres, lugares, personas, etc. Todo el texto sugiere implícitamente conductas reprochables, embustes, mentiras en contra de los propios e hipotéticos principios.

Si analizamos el Génesis con más detalle, saltarán aún más dudas y contradicciones las cuales no se le pueden atribuir a dios.

         No podemos atribuir a Dios la autodestrucción de su propia creación, ni tampoco podemos basarnos en un libro que dios dijo o que dios hizo; habría que mirar muy bien que lo que se dice, no sea contradictorio a las leyes naturales, si es así ese ser ya no podría ser dios al contradecirse a sí mismo autodestruyéndose.

Referencias del Génesis en otras culturas

LIBRO CHAN CHAN

En este aparte me abstendré de los comentarios permitiendo que el lector compare los textos, así sin la imposición de ideas podrá sacar sus propias conclusiones.

Dice el Chan Chan sobre el tema del Génesis (fragmentos de las páginas 28, 29, 30 y 32):

«En el principio el dragón tuvo dos hijos: la Luna y el Sol, que fueron respectivamente Dios.

         Hace unos 40.000 años los preíberos de Groenlandia emigraron hacia el sudeste, llevando consigo su dios barbudo Wotan-Odín, portador de la cruz verde sagrada. No olvidemos que Groenlandia significa Tierra Verde.

         Montado sobre su caballo alado, el Wotan-Odín escandinavo, dios del fuego, atraviesa el cielo, armado con una lanza que de un sólo golpe puede aniquilar a todo un pueblo. Al mismo tiempo, en Mesopotamia como en África del Norte y en el Próximo Oriente, Baal (cuyo nombre ya hemos encontrado entre los mayas, y que en Eurasia es la encarnación de Wotan) posee una lanza que, como fuego del cielo, puede destruir pueblos enteros.

         Hunach-Pu es «el nuevo dios-vivo, hijo del dios solar, cuya misma esencia posee, se dio a sí mismo como alimento a sus adoradores. Fue llamado redentor, sol invencible y sol nuevo».

         Según el escritor alemán Max Scheller: Promulgó mandamientos divinos, que fueron la base de la nueva religión, basada en el amor, según el sacrificio del hombre-dios».

         Y en otro aparte (Página 60):

«Todo esto por cuanto concierne a la costa del Pacífico. En cuanto a los Andes, se admiten dos corrientes principales: la de los chibchas, con su dios blanco barbudo, Bochica, quien hacia el 2500 a. C. llegaría procedente del istmo de Panamá; y los caribes y los guaraníes, procedentes de las Antillas, que después de atravesar la cuenca amazónica se instalaron en los Andes hacia el 6000 a. C.

         Aproximadamente por la misma época llegaron también los arawaks, que en las Antillas recibieron el nombre de taínos. Procedentes de Florida, también atravesaron la Amazonía para fundar Tiahuanaco (Luz agonizante) y Cuzco, en aquel entonces utilizada únicamente como fortificación militar.

Y entonces, hacia el 4000 a. C., fue cuando llegaron los quechuas (Paja torcida) y se apoderaron de Tiahuanaco.  Más próximo a nosotros, hacia el 2000 a. C., remontaron los ríos Magdalena (Colombia) y Cauca (Venezuela) los famosos collas o aymará, que actualmente viven en Bolivia, en tanto que los descendientes de los quechuas viven en el Perú»

LIBRO POPOL VUH

(Fragmentos de las páginas 25 al 27, 28, 30, 31, 99 y 101):

         «Esta es la relación de cómo todo estaba en suspenso, todo en calma, en silencio; todo inmóvil, callado, y vacía la extensión del cielo. Esta es la primera relación, el primer discurso.  No había todavía un hombre, ni un animal, pájaros, peces, cangrejos, árboles, piedras, cuevas, barrancas, hierbas ni bosques: sólo el cielo existía.

         No se manifestaba la faz de la tierra. Sólo estaban el mar en calma y el cielo en toda su extensión. No había nada junto, que hiciera ruido, ni cosa alguna que se moviera, ni se agitara, ni hiciera ruido en el cielo.

         No había nada que estuviera en pie; sólo el agua en reposo, el mar apacible, solo y tranquilo. No había nada dotado de existencia. Solamente había inmovilidad y silencio en la oscuridad, en la noche. Sólo el Creador, el Formador, Tepeu, Gucumatz, los progenitores, estaban en el agua rodeados de claridad.  Estaban ocultos bajo plumas verdes y azules, por eso se les llama Gucumatz. De grandes sabios, de grandes pensadores es su naturaleza. De esta manera existía el cielo y también el Corazón del Cielo, que este es el nombre de Dios. Así contaban.

Llegó aquí entonces la palabra, vinieron juntos Tepeu y Gucumatz, en la oscuridad, en la noche, y hablaron entre sí Tepeu y Gucumatz. Hablaron, pues, consultando entre sí y meditando; se pusieron de acuerdo, juntaron sus palabras y su pensamiento. Primero se formaron la tierra, las montañas y los valles; se dividieron las corrientes de agua, los arroyos se fueron corriendo libremente entre los cerros, y las aguas quedaron separadas cuando aparecieron las altas montañas.

         Así fue la creación de la tierra, cuando fue formada por el Corazón del Cielo, el Corazón de la Tierra, que así son llamados los que primero la fecundaron, cuando el cielo estaba en suspenso y la tierra se hallaba sumergida dentro del agua. De esta manera se perfeccionó la obra, cuando la ejecutaron después de pensar y meditar sobre su feliz terminación.

Decid, pues, nuestros nombres, alabadnos a nosotros, vuestra madre, vuestro padre. ¡Invocad, pues, a Huracán, Chipi-Caculhá, Raxa-Caculhá, el Corazón del Cielo, el Corazón de la Tierra, el Creador, el Formador, los Progenitores; hablad, invocadnos, ¡adoradnos!, les dijeron.

         Entrad, pues, en consulta, abuela, abuelo, nuestra abuela, nuestro abuelo, Ixpiyacoc, Ixmucané, haced que aclare, que amanezca, que seamos invocados, que seamos adorados, que seamos recordados por el hombre creado, por el hombre formado, por el hombre mortal, haced que así se haga.

         Entonces hablaron y dijeron la verdad: Buenos saldrán vuestros muñecos hechos de madera; hablarán y conversarán sobre la faz de la tierra. Existieron y se multiplicaron; tuvieron hijas, tuvieron hijos los muñecos de palo; pero no tenían alma, ni entendimiento, no se acordaban de su Creador, de su Formador; caminaban sin rumbo y andaban a gatas.

         Ya no se acordaban del Corazón del Cielo y por eso cayeron en desgracia.  Fue solamente un ensayo, un intento de hacer hombres. Hablaban al principio, pero su cara estaba enjuta; sus pies y sus manos no tenían consistencia; no tenían sangre, ni sustancia, ni humedad, ni gordura; sus mejillas estaban secas, secos sus pies y sus manos, y amarillas sus carnes.

         Por esta razón ya no pensaban en el Creador ni en el Formador, en los que les daban el ser y cuidaban de ellos. Estos fueron los primeros hombres que en gran número existieron sobre la faz de la tierra. He aquí, pues, el principio de cuando se dispuso a hacer al hombre, y cuando se buscó lo que debía entrar en la carne del hombre.

         Y dijeron los Progenitores, los Creadores y Formadores, que se llaman Tepeu y Gucumatz: «Ha llegado el tiempo del amanecer, de que se termine la obra y que aparezcan los que nos han de sustentar y nutrir, los hijos esclarecidos, los vasallos civilizados; que aparezca el hombre, la humanidad, sobre la superficie de la tierra».  Así dijeron.

         Se dice que ellos sólo fueron hechos y formados, no tuvieron madre, no tuvieron padre. Solamente se les llamaba varones. No nacieron de mujer, ni fueron engendrados por el Creador y el Formador, por los Progenitores. Sólo por un prodigio, por obra de encantamiento fueron creados y formados por el Creador, el Formador, los Progenitores, Tepeu y Gucumatz. Y como tenían la apariencia de hombres, hombres fueron; hablaron, conversaron, vieron y oyeron, anduvieron, agarraban las cosas; eran hombres buenos y hermosos y su figura era figura de varón.                                                           

Fueron dotados de inteligencia; vieron y al punto se extendió su vista, alcanzaron a ver, alcanzaron a conocer todo lo que hay en el mundo.  Cuando miraban, al instante veían a su alrededor y contemplaban en torno a ellos la bóveda del cielo y la faz redonda de la tierra».

En cuanto al tema de la creación del hombre (fragmentos de las páginas 49, 99 y 101):

«He aquí la historia. He aquí el nombre de Hun-Hunahpú, así llamado. Sus padres eran Ixpiyacoc e Ixmucané. De ellos nacieron, durante la noche, Hun-Hunahpú y Vucub-Hunahpú, de Ixpiyacoc e ixmucané. He aquí, pues, el principio de cuando se dispuso a hacer al hombre, y cuando se buscó lo que debía entrar en la carne del hombre».

Sobre el tema del fruto del árbol prohibido (fragmentos de la página 57):

«A juicio de aquellos, la naturaleza de este árbol era maravillosa, por lo que había sucedido en un instante cuando pusieron entre sus ramas la cabeza de Hun-Hunahpú. Y los señores de Xibalbá ordenaron: ¡Que nadie venga a coger de esta fruta! ¡Que nadie venga a ponerse debajo de este árbol!, dijeron, y así dispusieron impedirlo todos los de Xibalbá.

         Esta es la historia de una doncella, hija de un señor llamado Cuchumaquic. Llegaron (estas noticias) a oídos de una doncella, hija de un señor. El nombre del padre era Cuchumaquic y el de la doncella Ixquic. Cuando ella oyó la historia de los frutos del árbol, que fue contada por su padre, se quedó admirada de oírla.

         ¿Por qué no he de ir a ver ese árbol que cuentan?, exclamó la joven.  Ciertamente deben ser sabrosos los frutos de que oigo hablar. A continuación, se puso en camino ella sola y llegó al pie del árbol que estaba sembrado en Pucbal-Chah. ¡Ah!, exclamó, ¿qué frutos son los que produce este árbol? ¿No es admirable ver cómo se ha cubierto de frutos? ¿Me he de morir, me perderé si corto uno de ellos?, dijo la doncella».

Sobre una historia muy similar a la de Adán y Eva (fragmentos página 58):

         «Habló entonces la calavera que estaba entre las ramas del árbol y dijo: ¿Qué es lo que quieres? Estos objetos redondos que cubren las ramas del árbol no son más que calaveras. Así dijo la cabeza de Hun-Hunahpú dirigiéndose a la joven.  ¿Por ventura los deseas?, agregó. Sí los deseo, contestó la doncella.

         Muy bien, dijo la calavera. Extiende hacia acá tu mano derecha. Bien, replicó la joven, y levantando su mano derecha, la extendió en dirección a la calavera. En ese instante la calavera lanzó un chisguete de saliva que fue a caer directamente en la palma de la mano de la doncella. Miróse ésta rápidamente y con atención la palma de la mano, pero la saliva de la calavera ya no estaba en su mano.

         En mi saliva y mi baba te he dado mi descendencia (dijo la voz en el árbol).  Ahora mi cabeza ya no tiene nada encima, no es más que una calavera despojada de la carne. Así es la cabeza de los grandes príncipes, la carne es lo único que les da una hermosa apariencia. Y cuando mueren espantase los hombres a causa de los huesos.  Así es también la naturaleza de los hijos, que son como la saliva y la baba, ya sean hijos de un Señor, de un hombre sabio o de un orador. Su condición no se pierde cuando se van, sino se hereda; no se extingue ni desaparece la imagen del Señor, del hombre sabio o del orador, sino que la dejan a sus hijas y a los hijos que engendran. Esto mismo he hecho yo contigo. Sube, pues, a la superficie de la tierra, que no morirás. Confía en mi palabra que así será, dijo la cabeza de Hun-Hunahpú y de Vucub-Hunahpú.

         Volvióse en seguida a su casa la doncella después que le fueron hechas todas estas advertencias, habiendo concebido inmediatamente los hijos en su vientre por la sola virtud de la saliva.  Y así fueron engendrados Hunahpú e Ixbalanqué».

         Apartes sobre la existencia de las primeras mujeres (fragmento de la página 103):

         «Entonces existieron también sus esposas y fueron hechas sus mujeres.  Dios mismo las hizo cuidadosamente. Y así, durante el sueño, llegaron, verdaderamente hermosas, sus mujeres, al lado de Balam-Quitzé, Bala-Acab, Mahucutah e Iqui-Balam. Allí estaban sus mujeres, cuando despertaron, y al instante se llenaron de alegría sus corazones a causa de sus esposas».

         Sobre el conocimiento de otros pueblos orientales (fragmento de la página 104):

«Se conoce también el principio de los de Tamub y los de llocab, que vinieron juntos de allá del Oriente. Balam-Quitzé era el abuelo y el padre de las nueve casas grandes de los Cavec; Balam-Acab era el abuelo y padre de las nueve casas grandes de los Nihaib; Cahucutah, el abuelo y padre de las cuatro casas grandes de Ahau-Quiché.

         Muchos hombres fueron hechos y en la oscuridad se multiplicaron.  No había nacido el sol ni la luz cuando se multiplicaron. Juntos vivían todos, en gran número existían y andaban allá en el Oriente. Allí estuvieron entonces en gran número los hombres negros y los hombres blancos, hombres de muchas clases, hombres de muchas lenguas, que causaba admiración oírlas».

         Comentarios por el arrepentimiento de Dios por la creación y la destrucción (fragmentos de las páginas 102 y 103):

         «Y en seguida acabaron de ver cuanto había en el mundo. Luego dieron las gracias al Creador y al Formador: ¡En verdad os damos gracias dos y tres veces!  Hemos sido creados, se nos ha dado una boca y una cara, hablamos, oímos, pensamos y andamos; sentimos perfectamente y conocemos lo que está lejos y lo que está cerca.  Vemos también lo grande y lo pequeño en el cielo y en la tierra.

         No está bien lo que dicen nuestras criaturas, nuestras obras; todo lo saben, lo grande y lo pequeño, dijeron. Y así celebraron consejo nuevamente los progenitores: ¿Qué haremos ahora con ellos? ¡Que su vista sólo alcance a lo que está cerca, que sólo vean un poco de la faz de la tierra!  No está bien lo que dicen. ¿Acaso no son por su naturaleza simples criaturas y hechuras (nuestras)?  ¿Han de ser ellos también dioses? ¿Y si no procrean y se multiplican cuando amanezca, cuando salga el sol? ¿Y si no se propagan? Así dijeron.

Refrenemos un poco sus deseos, pues no está bien lo que vemos. ¿Por ventura se han de igualar ellos a nosotros, sus autores, que podemos abarcar grandes distancias, que lo sabemos y vemos todo?

         Esto dijeron el Corazón del Cielo, Huracán, Chipi-Caculhá, Raxa-Caculhá, Tepeu, Gucumatz, los Progenitores, Ixpiyacoc, Ixmucané, el Creador y el Formador.  Así hablaron y en seguida cambiaron la naturaleza de sus obras, de sus criaturas.

         Entonces el Corazón del Cielo les echó un vaho sobre los ojos, los cuales se empañaron como cuando se sopla sobre la luna de un espejo.  Sus ojos se velaron y sólo pudieron ver lo que estaba cerca, sólo esto era claro para ellos.

         Así fue destruida su sabiduría y todos los conocimientos de los cuatro hombres, origen y principio (de la raza quiché)».

NOÉ, DIOS Y EL DILUVIO

Después de muchas horas de viaje, partiendo desde el Génesis, nos detenemos en otra escala, aquí los invito a mirar un panorama espectacular pero mal interpretado.

Como sólo cuento con leyendas, trataré de mirar lo escondido ante tan fenomenal suceso, liberando mi mente del concepto impuesto de un dios de terror que, con un sentimiento de autoculpabilidad por sus mismas obras, elige la forma más fácil de cambiar las cosas, destruyendo lo que él había creado. Veamos por qué.

         (Génesis 6:1)

         «Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas».

La base real de la destrucción del mundo por dios no fue por un arranque de equivocación, fueron físicos celos con las mujeres, se molestó demasiado cuando “nacieron hijas” y los hijos de dios las vieron hermosas”.

Problema para dios, mujeres hermosas le quitan atención a dios, y bueno tener una mujer hermosa no hay dios que valga.

Y obviamente a Dios no le gustó mucho y consideró que todo era malo, pero hay que recordar que los que le traicionaron fueron los que estaban con él y dijo:

         (Génesis 6:7)

         «Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho».

Tal vez se le acabó el poder para arreglar lo que en su concepto estaba mal, y optó por la alternativa de que después de la destrucción se acomodaba todo nuevamente, o como se dice en el argot popular: «Borrón y cuenta nueva».

Y vuelven las preguntas sin respuesta: Si todos los creados por Dios son hijos de Dios, entonces: ¿Por qué se hace una diferencia tan marcada entre los otros «hijos»… Aconteció que cuando comenzaron los “hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas” ¿cuáles hombres? Los hijos de dios se enamoraron de las hijas de los hombres.

Tenemos hijas de los hombres,

Tenemos hijos de dios que no son los hombres

Tenemos, gusto de los hijos de dios por las hijas de los hombres.

Tenemos; em……@, Mal genio de dios y celos, y por esto considero que todo era malo y hay que destruirlo. ¿Además un dios con sentimientos de celos y arrepentimientos? Que poco dios … y eso que se supone creador, poderoso, omnipotente, omnipresente que todo lo sabe.

Esto mejor representa a una raza de eunucos que eran los exegetas o escribientes de la biblia, tanta rabia en contra de las mujeres deja mucho que pensar.

Por favor no vayamos a incurrir en el error que «esos» hijos son los ángeles, porque si así pensamos, los ángeles estarían en contra de dios al elegir a las mujeres sobre él.

Se me ocurre que esos ángeles (puros hombres) no resistieron la tentación ante la belleza de las mujeres (Ni yo) terráqueas y se rebelaron a continuar en un celibato impuesto, ¡con algunas «desviaciones» de vez en cuando! (más adelante entenderán las razones del comentario). Al parecer creo que allí hubo un ataque de celos incontrolados y pagaron los pobres hombres y todo cuanto existía en ese momento.

Parece que en esa época carecía del «armamento» terrible o bomba nuclear con la que asoló a Sodoma y Gomorra (porque tampoco le gustaron las dos ciudades con sus habitantes). Entonces optó por algo más discreto, un terrible diluvio universal, y eligió a Noé (habría que ver por qué) para repoblar la tierra.

Satán; no me nombró la tentación de sus hijos, porque no existían, pero demostró la cobardía y los celos de aceptar la libertad, vendió la mala imagen que las doncellas de la tierra son culpables de la creación y la destrucción del mundo. Pero, hay algo peor la destrucción de la dignidad del hombre por el hombre. 

(Génesis 7:6 al 12)

         «Era Noé de seiscientos años cuando el diluvio de las aguas vino sobre la tierra. Y por causa de las aguas del diluvio entró Noé al arca, y con él sus hijos, su mujer, y las mujeres de sus hijos. (¿600?)

         De los animales limpios, y de los animales que no eran limpios, y de las aves, y de todo lo que se arrastra sobre la tierra, de dos en dos entraron con Noé en el arca; macho y hembra, como mandó Dios a Noé. Y sucedió que al séptimo día las aguas del diluvio vinieron sobre la tierra.

         El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas, y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches».

(Génesis 7:23 y 24)

         «Así fue destruido todo ser que vivía sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta la bestia, los reptiles, y las aves del cielo; y fueron raídos de la tierra, y quedó solamente Noé, y los que con él estaban en el arca. Y prevalecieron las aguas sobre la tierra ciento cincuenta días».

Pregunto: ¿Qué sacó Dios con el diluvio si dejó las raíces de la misma raza, incluyendo a los animales inmundos? A mí se me ocurre que este suceso fue atribuido y no producido por dios. ¡Qué mejor manera de subordinación que el temor!

Pero… según lo que vimos anteriormente, Noé es descendiente de Lamec y allí nos queda nuevamente la duda de esas «supuestas» generaciones y descendencias. Y allí también queda la duda del origen del diluvio, si fue producido por dios o qué fue realmente este hecho.

Si dios, es un dios de amor como nos lo han dicho siempre, en el caso de tener sentimientos, el único sentimiento que podría tener sería el de amar, ¿O no? Pero en cambio, se llena de ira en contra de su propia creación y arremete sin piedad.

Hipotéticamente, si fuera dios, ¿No cambiaría y perdonaría las equivocaciones de una civilización inexperta, dándoles la oportunidad del desarrollo de su propio conocimiento? Él, como dios y creador, debería saber que de los fracasos se llega al éxito. O ¿el gran motivo serían celos por las mujeres que llamaron la atención de sus «hijos»?

¡Qué extraño carácter el de ese dios! no dio oportunidad de conocer las verdaderas capacidades de esos “humanos»… en fin…

HIPÓTESIS SOBRE LO QUE PUDO SER EL DILUVIO

Cambiando un poco nuestro tema, dejando de lado la biblia, entramos a ver otro enfoque de lo que pudo ser el tan conocido «Diluvio». Habría que pensar si ocurrió un sólo diluvio o fueron varios; de igual forma, es muy difícil saber exactamente cuándo fue el primero y en qué fecha. Algunos científicos datan el diluvio entre el 15.000 y los 5.000 años a. C., al parecer ocurrió alguna especie de cataclismo en esa época.

Pero más atrás, en la Era Jurásica (entre 800 y un millón de años aproximadamente), otro cataclismo ocurrió simultáneamente en todo el planeta y no precisamente como castigo divino. Nos remontamos a la época de los grandes dinosaurios. Lo que les voy a contar vamos a tomarlo sólo a manera de cuento o de entretenimiento en esta escala.

Hemos oído varias versiones de un gran diluvio que a la larga nadie sabe cuándo fue, si fue un suceso natural o fue creado por civilizaciones distintas o qué fue en realidad.

Aunque hay entre los astrónomos muchas contradicciones en cuanto a que, si Faetón (planeta que existió en el hoy conocido cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter) era o no un planeta, me aventuro por lo primero ahora bien (le recuerdo que no soy portador de ninguna verdad), si Faetón hizo explosión muchos de sus restos debieron salir disparados en diferentes direcciones; voy a tomar algunos de esos fragmentos y a relacionarlos con el planeta Tierra.

Existen sobre la faz de nuestro planeta huellas de impactos no consecutivos sino simultáneos de meteoros gigantes (por ejemplo, el que se encuentra en Arizona), en diferentes partes del planeta, pero estos debieron caer durante una temporada corta ya que no encontramos huellas constantes y menos de diámetros tan colosales. Algo similar a lo ocurrido en el planeta Júpiter.

Por un momento vamos a viajar en nuestra nave mental a un lugar: Los invito a conocer Villa de Leyva en Colombia, un lugar misterioso, lleno de leyendas y olvidado por la ciencia, el cual se congeló en el tiempo. Aquí veremos algunos datos que nos harán pensar.

Ocurre que hace más de un millón de años todo este sector era un mar interior bastante grande, aunque no podemos medir ni su profundidad ni sus costas, pero, por los restos fosilizados (unos 5 kilómetros de profundidad) nos indica que debió ser bastante extenso. Vienen los cuestionamientos: una de las posibles causas para que todos los habitantes de este mar: tortugas, gusanos, plesiosaurios, lombrices gigantescas, etc., se hayan fosilizado, es por la “evaporación» casi instantánea.

Y al parecer, debió ser por temperaturas demasiado altas, las cuales realmente ocurrieron. Todo el sector que circunda a Villa de Leyva es árido y rocoso, donde la vegetación no crece, dando un aspecto rojizo, más parecido a los desiertos.

Aquí se encuentran fósiles que lentamente suben a la superficie lo cual nos hace pensar que el mar no se evacuó en forma de avalanchas o ríos, de haber sucedido de esta forma se hubiera llevado en la corriente todos los seres que en él habitaban.

Pero, al evaporarse, la sedimentación (demasiado rápida) cubriría todo el lecho marino y de igual forma a todos los animales que quedaron atrapados en el fondo, cubriéndolos de barro y lodo el cual se secaría demasiado rápido, fosilizando todo lo que hubiera quedado sepultado. Vemos en este lugar montañas de fósiles acompañados de unos meteoritos cristalinos muy poco corrientes, conocidos como «tectitas» las cuales sólo se pueden formar por reacciones nucleares.

¿Pero… qué reacción nuclear pudo ocurrir en este sitio? Voy a dejar volar mi imaginación y en este caso, analizar y mirar lo que esto nos sugiere.

Lo primero: una evaporación, la cual tuvo que ser producto de temperaturas demasiado altas para secar todo este mar. Lo segundo: las posibles causas de esta evaporación, ¿Una explosión nuclear? no es viable debido a la época y a las circunstancias.

Pero, sí se puede pensar en una lluvia de meteoros gigantes y de forma simultánea los cuales al impactar contra la superficie del planeta desencadenarían temperaturas muy elevadas de forma instantánea, destruyendo y aniquilando muchas especies; creo que muchas de estas existentes en la actualidad son producto de la ingeniería genética (implantadas diría yo), he ahí la famosa Arca de Noé, no una balsa sino una nave cargada de vida. Miremos a ver si encontramos sus huellas.

Cerca de este lugar e inclusive en el mismo, encontramos esas huellas, las cuales curiosamente según las leyendas de ahí nacieron los «Dioses» que poblaron la tierra, vinieron del cielo en forma de «Soles».

Entre estos cráteres, hay uno que se convirtió en laguna: Guatavita considerada laguna sagrada por nuestros antepasados.

Sí, el análisis al igual que en el caso del reloj, me sugiere que estos meteoros obligatoriamente vinieron del espacio y que de alguna parte tuvieron que salir; yo tengo serias creencias para pensar que provienen de la destrucción de Faetón. Los violentos impactos debieron ocurrir no sólo en Colombia sino en todo el planeta, el cual sufrió la lluvia de estos meteoros y meteoritos de diferentes diámetros, los cuales irían impactando o cayendo de acuerdo con la rotación de la Tierra, elevando las temperaturas, produciéndose una evaporación de las aguas y cambios climatológicos.

Pienso que no sólo este mar interior fue evaporado sino muchos a nivel mundial. El clima debió alterarse de forma extraordinaria creando nubes que ocultarían la luz solar, produciéndose un efecto de invernadero. Estos impactos dejaron sus huellas en diferentes lugares del planeta, no sabemos durante cuánto tiempo duró la lluvia de meteoros.

Pero podemos imaginar las consecuencias: El bombardeo constante e incandescente acabaría con muchas especies, hiriendo las más grandes. Los animales, así como los huevos se calcinarían o quedarían atrapados bajo montañas de lodo, desapareciendo de la faz de la tierra.

Si contamos con los meteoros caídos en los océanos comenzamos a darnos cuenta de que habríamos cargado las nubes con suficiente agua para un diluvio de mucho más de cuarenta días, sumado esto a una descongelación de los glaciares. De esta forma se producirían lluvias casi en todo el mundo, avalanchas y una gran destrucción simultánea de la geografía, sin contar con las reacciones encadenadas, sismos, erupciones volcánicas, etc.

Dice  (Joel 2:10):

«Delante de él temblará la tierra, se estremecerán los cielos; el sol y la luna se oscurecerán, y las estrellas retraerán su resplandor».

La tierra y todos los seres vivientes se verían sometidos a un cataclismo de proporciones colosales. Ya en el reposo, la tierra fértil y virgen libre de muchas especies sería la matriz ideal para una nueva vida llegada del cosmos en extrañas naves. Las leyendas y los mitos convertirían este fenómeno en un castigo divino, apareciendo los salvadores como en el caso colombiano Bochica (véase «Arca de Noé», primera parte).

Nuevas especies y algunas anteriores serían implantadas nuevamente en el planeta fusionándose con las pocas que habrían sobrevivido al desastre, aquí dejo mis inquietudes, ustedes tienen la última palabra para hallar las conclusiones.

Sigamos nuestro viaje, recojamos el campamento y continuemos a través del Apocalipsis.

DESTRUCCIÓN POR MEDIOS NO NATURALES

Como pueden ver, a pocos metros nos encontramos nuevamente con la muerte creada por dios acompañada de actitudes indignas y reprochables. Llegó la destrucción de Sodoma y Gomorra, donde no importaron las súplicas de Abraham, sólo importó el deseo de destrucción. Habría que ver cuál fue el pecado tan grande para merecer la destrucción de esa forma, o sería que ¡necesitaba probar su nueva arma!

(Génesis 18:16 y 17)

         «Y los varones se levantaron de allí, y miraron hacia Sodoma; y Abraham iba con ellos acompañándolos. Y Jehová dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer?»

¿Cómo así? Esta frase da la impresión, que Jehová tuviera que dar cuenta de sus actos a Abraham.

(Génesis 18:32 y 33)

         «Y volvió a decir: No se enoje ahora mi Señor, si hablare solamente una vez: quizá se hallarán allí diez. No la destruiré, respondió, por amor a los diez. Y Jehová se fue, luego que acabó de hablar a Abraham; y Abraham volvió a su lugar».

(Génesis 19:24, 25, 27 y 28)

         «Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra.

         Y subió Abraham por la mañana al lugar donde había estado delante de Jehová. Y miró hacia Sodoma y Gomorra, y hacia toda la tierra de aquella llanura miró; y he aquí que el humo subía de la tierra como el humo de un horno».

En esta parte debemos resaltar que muchos libros antiguos de épocas tan remotas narran acontecimientos de desastres con grandes implicaciones de origen nuclear, y el relato anterior nos hace pensar que tal destrucción sí fue el resultado de una guerra de este tipo. Veamos lo que dice el Musala Parva, octavo libro del Mahabharata:

         «El arma desconocida es un rayo aniquilador, un mensajero letal de la muerte, que convirtió en cenizas a todos los seguidores de los Urisbi y de los Andhaka. Los cuerpos hechos pavesas quedaron irreconocibles, a los supervivientes se les cayó el cabello y las uñas, las vasijas de arcilla se rompían sin que nadie las tocase, los pájaros nacían con el plumaje blanco.

         En breve espacio la comida quedó envenenada, luego el rayo cesó y se convirtió en un polvillo fino, era como si estuviesen desencadenados los elementos. El sol se movía en un círculo abrasado por el fuego del arma, el mundo se derretía de calor, los elefantes recibieron quemaduras y corrían enloquecidos de un lado a otro, el agua hirvió y todos los animales murieron, el furor del incendio derribaba los árboles por hileras, como cuando arde un bosque, los caballos y carros de guerra se quemaron como si se tratase de un incendio, miles de carros quedaron destruidos, luego se hizo un profundo silencio.

         El espectáculo era terrible, los cadáveres de los caídos aparecían mutilados por el efecto del terrible calor y no parecían seres humanos. Nunca había conocido un arma tan poderosa, ni habíamos oído hablar de ella.    El cielo rugió de dolor y la tierra aulló en respuesta, un rayo resplandeció, brilló una llamarada y hubo una lluvia de muerte, el infierno desapareció, el fuego se extinguió, todo lo que había tocado el rayo quedó convertido en cenizas».

A mí se me antoja pensar que los dos acontecimientos, el de la biblia y el expuesto en el Mahabharata tienen mucha relación en cuanto al uso de armas nucleares en la antigüedad; habría que ver si la construcción del artefacto que produce todo esto es terrestre o no. Y de igual forma pensar si ese suceso fue en la Tierra o fue la destrucción de otro planeta.

Volviendo a lo de Sodoma, se eligió salvar a Lot un proxeneta barato, que entre otras cosas debió tener una cobardía sin límites, ya que (recordando un poco la historia que narra la biblia al respecto) defendiendo a los “ángeles» de la reacción del pueblo se atrevió a ofrecer a sus propias hijas. Es de aclarar al lector que se supone que Lot recibió a los mensajeros de la muerte que le avisaron de las intenciones de Jehová, veamos:

(Génesis 19:1 y 2)

         «Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Y viéndolos Lot, se levantó a recibirlos, y se inclinó hacia el suelo, y dijo: Ahora, mis señores, os ruego que vengáis a casa de vuestro siervo y os hospedéis, y lavaréis vuestros pies; y por la mañana os levantaréis, y seguiréis vuestro camino. Y ellos respondieron: No, que en la calle nos quedaremos esta noche».

(Génesis 19:5 al 7)

         «Y llamaron a Lot, y le dijeron: ¿Dónde están los varones que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos. Entonces Lot salió a ellos a la puerta, y cerró la puerta tras sí, y dijo: Os ruego, hermanos míos, que no hagáis tal maldad».

El cobarde de Lot encontró la fórmula para desviar la atención de los varones de Sodoma, ofreciéndoles a sus propias hijas para que se entretuvieran mientras él protegía a los «supuestos ángeles». ¡Increíble! pensar que Jehová eligió de todo Sodoma a un ser con semejantes conceptos de la paternidad y el respeto, para salvarlo de la destrucción; sin contar que las hijas de Lot no se quedaron atrás en algunos preceptos morales muy dicientes, como veremos más adelante:

(Génesis 19:8)

«He aquí ahora yo tengo dos hijas que no han conocido varón; os las sacaré fuera, y haced de ellas como bien os pareciere; solamente que a estos varones no hagáis nada, pues que vinieron a la sombra de mi tejado».

Sin comentarios al respecto.

SATÁN Y EL INCESTO PORNO EN VIVO

Pero la educación que allí se impartía debió ser bastante extraña, por un lado, a Lot no le importan sus hijas y por el otro las hijas eran… bastante atrevidas con el mismo padre:

(Génesis 19:30 al 36)

         «Pero Lot subió de Zoar y moró en el monte, y sus dos hijas con él; porque tuvo miedo de quedarse en Zoar, y habitó en una cueva él y sus dos hijas. Entonces la mayor dijo a la menor: Nuestro padre es viejo, y no queda varón en la tierra que entre a nosotras conforme a la costumbre de toda la tierra.

         Ven, demos a beber vino a nuestro padre, y durmamos con él, y conservaremos de nuestro padre, descendencia. Y dieron a beber vino a su padre aquella noche, y entró la mayor, y durmió con su padre; más él no sintió cuándo se acostó ella, ni cuándo se levantó. El día siguiente, dijo la mayor a la menor: He aquí, yo dormí la noche pasada con mi padre; démosle a beber vino también esta noche, y entra y duerme con él, para que conservemos de nuestro padre, descendencia.

         Y dieron a beber vino a su padre también aquella noche, y se levantó la menor, y durmió con él; pero él no echó de ver cuándo se acostó ella, ni cuándo se levantó.  Y las dos hijas de Lot concibieron de su padre».

No pues sí, no se dio ni cuenta lo violaron, pobrecito Lot, tuvo erecciones por obra del espíritu santo.

De esa unión nacieron según la biblia, los Moabitas y los Amonitas, tribus prohibidas por Jehová, pero muy amigas (como veremos más adelante) de Salomón.

La versión de que Lot no se dio cuenta no la cree nadie (¡pobrecito!), y qué pena, pero creo que Jehová se equivocó al destruir a toda una población y dejar vivo a un personaje de esta clase. ¡Vaya conceptos!

Tengo una pregunta, sólo por curiosidad: ¿Sería que las hijas de Lot conocían otra forma de engendrar diferente a la de los terrestres? porque según ellas mismas lo afirman, conocían más formas (o costumbres), «Y no queda varón que entre a nosotras conforme a la costumbre de toda la tierra»… Extraño, muy extraño…

O bueno, los exegetas o quienes escribían lo que otros dictaban y no creo que inspiración divina solo conocían una forma de penetración. En fin…

Después de este pequeño ataque destructivo, continuemos en la búsqueda de los viajeros del espacio, que se hicieron llamar «Dios». Pasemos de largo entre las traiciones, engaños, maldiciones, amenazas, chantajes, aventuras y desventuras, etc., que están muy presentes en esta parte del viaje.

Miremos por un momento que este suceso se repite en diferentes culturas, las cuales dejaron testimonio y no precisamente por un castigo divino sino por otra circunstancia diferente, quizá por la destrucción de algún planeta.

LIBRO MAHABHARATA

         Dice en su libro el Adi Parva sobre un diluvio (fragmentos página 191):

«De repente, el cielo se oscureció con las negras nubes que reunió en un momento. Empezó a llover torrencialmente. No era una lluvia normal. Si bien el fuego parecía ser el voraz incendio que arrasara el mundo entero al final de los tiempos, también el torrente de lluvia parecía el diluvio final. Cada uno por sí solo, podía destruir el mundo. Pero ahora se estaba enfrentando el uno al otro, quizá por eso el mundo podía salvarse. 

         Tal era la intensidad de estas dos fuerzas de la naturaleza.  Las lluvias se precipitaban en trombas, pero el calor era tan intenso que las aguas se evaporaban antes de llegar a tierra. Indra, furioso, llamo a Pushkala y Avartaka, sus nubes favoritas.

         Entonces la lluvia tomó otro cariz; parecían enormes columnas de agua descendiendo sobre la tierra. Arjuna, sin preocuparse por esto, cubrió todo el bosque con una extensa y opaca superficie hecha con flechas, logrando que ni una sola gota pudiera tocar el bosque».

         Miremos lo que dice el Vana Parva (fragmento de la página 330):

«No puedo seguir más adelante, mi cuerpo arde como si tuviera fiebre, estoy jadeando y me siento débil.  Cuando estaba diciendo esto, de repente se nubló el firmamento.

         El cielo se oscureció con densas nubes negras de lluvia y se desató un furioso temporal, soplando el viento en todas direcciones. Era una escena realmente impresionante.  La tierra, la montaña y el cielo quedaron ocultos tras un torbellino de polvo. No podían hablar entre ellos, el ruido del vendaval era ensordecedor y tampoco podían verse. Así de oscuro estaba el cielo. Los árboles eran arrancados por el vendaval, árboles de troncos anchísimos eran arrancados de cuajo de la tierra y caían desplomados.

         Parecía como si el cielo descendiera sobre la montaña. La línea donde acababan los picos de las montañas y comenzaban las nubes de lluvia, era invisible y tuvieron que abrirse camino en medio de los árboles recién caídos y los peñascos diseminados por todas partes. Bhima era lo suficientemente fuerte como para apartar los árboles de su camino y al mismo tiempo llevar a Draypadi.  Pero incluso él tuvo que admitir la derrota a manos de la naturaleza. La fuerza de los elementos era demasiado poderosa para hacerle frente. De repente, Bhima se sentó y los demás hicieron lo mismo.

El vendaval amainó su furia y comenzó a llover. Las gotas de agua eran más afiladas que flechas. La tormenta azotaba con terrible furia la montaña.  Horrorizado ante la furia de la naturaleza y viendo la impotencia humana contra el furor de los elementos, Yudishthira se sentía anonadado».

         Ahora, este aparte del libro el Karna Parva (fragmento página 999):

«Cuando murió los ríos dejaron de fluir, el sol perdió su gloria, la tierra tembló de miedo y el cielo se enrojeció de agonía. Los planetas fueron todos desplazados por esta gran calamidad y se veían los cometas incluso durante el día».

¡Interesantes no!

LIBRO POPOL VUH

         Veamos lo que narra sobre el acontecimiento de la creación y de la posterior destrucción (fragmentos de las páginas 31 y 32):

«Entonces hablaron y dijeron la verdad: Buenos saldrán vuestros muñecos hechos de madera; hablarán y conversarán sobre la faz de la tierra.     Existieron y se multiplicaron; tuvieron hijas, tuvieron hijos los muñecos de palo; pero no tenían alma, ni entendimiento, no se acordaban de su Creador, de su Formador; caminaban sin rumbo y andaban a gatas.

         Ya no se acordaban del Corazón del Cielo y por eso cayeron en desgracia. Fue solamente un ensayo, un intento de hacer hombres. Hablaban al principio, pero su cara estaba enjuta; sus pies y sus manos no tenían consistencia; no tenían sangre, ni sustancia, ni humedad, ni gordura; sus mejillas estaban secas, secos sus pies y sus manos, y amarillas sus carnes.

         Por esta razón ya no pensaban en el Creador ni en el Formador, en los que les daban el ser y cuidaban de ellos. Estos fueron los primeros hombres que en gran número existieron sobre la faz de la tierra. En seguida fueron aniquilados, destruidos y desechos los muñecos de palo, y recibieron la muerte. Una inundación fue producida por el Corazón del Cielo; un gran diluvio se formó, que cayó sobre las cabezas de los muñecos de palo.

         De tzité se hizo la carne del hombre, pero cuando la mujer fue labrada por el Creador y el Formador, se hizo de espadaña la carne de la mujer.  Estos materiales quisieron el Creador y el Formador que entraran en su composición.

         Pero no pensaban, no hablaban con su Creador y su Formador, que los habían hecho, que los habían creado. Y por esta razón fueron muertos, fueron anegados.  Una resina abundante vino del cielo. El llamado Xecotcovach llegó y les vació los ojos; Camalotz vino a cortarles la cabeza; y vino Cotzbalam y les devoró las carnes. El Tucum-balam llegó también y les quebró y magulló los huesos y los nervios, les molió y desmoronó los huesos.

Y esto fue para castigarlos porque no habían pensado en su madre, ni en su padre, el Corazón del Cielo, llamado Huracán. Y por este motivo se oscureció la faz de la tierra y comenzó una lluvia negra, una lluvia de día, una lluvia de noche.

         Y también contaron con otra arca de Noé (fragmentos página 135):

«Al Oriente, cuando fueron a recibir la investidura del reino. Y éste era el nombre del Señor, Rey del Oriente adonde llegaron.  Cuando llegaron ante el Señor Nacxit, que éste era el nombre del gran Señor, el único juez supremo de todos los reinos, aquél les dio las insignias del reino y todos sus distintivos.

         Entonces vinieron las insignias de los Ahpop y los Ahpop-Camhá, y entonces vino la insignia de la grandeza y del señorío del Ahpop y el Ahpop-Camhá, y Nacxit acabó de darles las insignias de la realeza, cuyos nombres son: el dosel, el trono, las flautas de hueso, el chan-chan, cuentas amarillas, garras de león, garras de tigre, cabezas y patas de venado, palios, conchas de caracol, tabaco, calabacillas, plumas de papagayo, estandartes de pluma de garza real, tatam caxcón.

         Todo esto trajeron los que vinieron, cuando fueron a recibir al otro lado del mar las pinturas de Tulán, las pinturas, como le llamaban a aquello en que ponían sus historias».

Respecto a una destrucción de tipo nuclear veamos lo que se comenta (fragmento página 117)

«En seguida se secó la superficie de la tierra a causa del sol. Semejante a un hombre era el sol cuando se manifestó, y su faz ardía cuando se secó la superficie de la tierra. Antes que saliera el sol estaba húmeda y fangosa la superficie de la tierra, antes que saliera el sol; pero el sol se levantó y subió como un hombre. Pero no se soportaba su calor. Sólo se manifestó cuando nació y se quedó fijo como un espejo. No era ciertamente el mismo sol que nosotros vemos, se dice en sus historias.

         Inmediatamente después se convirtieron en piedra Tohil, Avilix y Hacavitz, junto con los seres deificados, el león, el tigre, la culebra, el cantil y el duende. Sus brazos se prendieron de los árboles cuando aparecieron el sol, la luna y las estrellas. Todos se convirtieron igualmente en piedras. Tal vez no estaríamos vivos nosotros hoy día a causa de los animales voraces, el león, el tigre, la culebra, el cantil y el duende; quizá no existiría ahora nuestra gloria si los primeros animales no se hubieran vuelto piedra por obra del sol».

Satán: ¿De qué soy culpable? ¿Que hice en la creación en contra de los hombres? Pero, me culpan y condenan, los hombres que han creado la mentira y el engaño.

Si esta es la creación tan mal hecha del universo, como será de peor el dios que la creó.

biblia satanica satanismo 666.pngLIBRO DE SATANISMO

Te recomendamos la lectura del Libro de Satanismo.  Este documento le mostrará el poder oculto, para dominar el mundo y sin duda liberará su alma de los yugos mentales, transportándola al increíble mundo de la libertad y los poderes mágicos.

Adquiéralo en las sedes de Wicca Editorial.
Colombia: wiccastore.co
Estados Unidos: wiccausa.com
México: wicca.mx
Europa: wiccaeuropa.com 

3 Replies to “Satanás y el Génesis – Las mentiras de la biblia”

  1. Pingback: Satanismo
  2. Tienes razón Omar, todo lo que dices años atrás lo he venido sabiendo, leyendo, escuchando, etc…. es lo que me hizo dudar de aquel “dios“….. cuando sin querer en youtube de video en video llegué a ti, corroboraste lo que ya en mi interior, desde pequeña ya me lo sospechaba, sabía o aprendí, como quieras llamarlo…. gracias por abrir los ojos a los que quieran abrirlos….. los que quieran oir y los que quieran saber……..

Deja un comentario